PUBLICIDAD CABECERA movil

lunes, 9 de febrero de 2015

Voluntaria y voluntariosa

Sé que era ella. 
Por vuestras miradas, que fundían hielo a kilómetros de distancia.
No te negaré que me molestaban las miradas de compasión que vi en más de una cara amiga, pero nadie se atreve a decir nada, nadie quiere ser la mano ejecutora de la verdad.
Aún así, la de ayer fue una noche fructífera, en la reunión había mucha gente conocida, gente con poderosa información para mí.
Hace seis años que trabaja de voluntaria en "LIFE", ¡Si!, esa organización con oficina a una calle de tu trabajo, ése del que vuelves tan estresado y con ganas de una buena ducha antes de echarte a dormir. ¡Pero éso ya lo sabes!
Cualquiera diría que siendo voluntaria debe ser buena persona, yo no lo pongo en duda, lo que me pregunto es si también se ofrece voluntaria contigo en mis días raros del mes, o si bien, cuando llegas tan cansado que no tienes tiempo de un beso, es porque el voluntariado os ha agotado a los dos.

Hoy he recordado esa cajita de cerillas que estaba en tu bolsillo el otro día, ésa que encontraste por casualidad en un cajón de tu oficina,ésa que te guardaste porque no tenías mechero,  por la que me reprochaste, una vez más, mi falta de confianza.
Ésa que hacía publicidad de un motel de la zona.

Me he acercado a la hora del almuerzo, ese momento en el que ni siquiera tienes tiempo para una llamada rápida a casa.
Allí estábamos los tres, vosotros cegados por el deseo y yo iluminada por la verdad.

Cuando llegues esta noche, estaré allí de nuevo, en esa misma calle, en ese motel que tantos momentos placenteros te ha brindado.
¿Recuerdas a Miguel? Ese chico, que está loco por mi desde la infancia, ¿Y a Julián? El que me invitó el otro día a irme con él a la sierra, ambos se conocen y comparten un interés común.
Así que no me esperes levantado, estaré con ellos dos en la habitación 111, sé que es vuestra preferida y la he escogido para hacer voluntariado esta noche.

Espero sinceramente, que ni siquiera hayan cambiado las sábanas.

Relato participante en  el concurso de relatos de San Valentín " La cara oculta" organizado por "El círculo de escritores"

28 comentarios:

  1. Qué fuerte Mary! No quisiera ser "él"!! Jajaja!! Saludos! Mucha suerte!! Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da la espina que se lo va a cobrar con creces,Carlos! Jajaja, el que ríe el último...
      Un besazo!

      Eliminar
  2. bravo!!! valgame ese voluntariado! me encanta leerte,fuerte,deicidida,no solo el tema,si no la fuerza intensa con la que lo sometes entre letras y descripción,deifinitivamente sabes como sacarle el jugo a el asunto con tu forma de escribir. te mando chocobesos! mis respetos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ady! Nunca sin letras, pero ustedes me dejan sin palabras. Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  3. La venganza es un plato que se sirve frío, pero yo diría que en este caso se trata de simple justicia, de equilibrar la balanza. En todo caso no deja de ser una tremenda historia de desamor muy bien narrada. Me gustó mucho, María.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Frío, frío, no sé qué decirte...! Me da que le apetecía la venganza en caliente, porque mucho no esperó. Me alegra que te haya gustado, Julia.
      Otro abrazo muy fuerte para ti!

      Eliminar
  4. Me ha encantado. Dulce venganza. Y ellos sin saberlo viéndose observados... Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Maria, se podría decir que las calles tienen ojos...Menudo descuido! Un abrazo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. A pares, jajaja, cuando se trata de voluntariado todas las manos son pocas ;-). Un beso

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Mercedes! Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Excelente, muy bien escrito. Realmente la protagonista aplica sin paliativos la máxima de nuestro saber popular "la mancha de mora con otra verde se quita"......... Bueno en este caso con dos :))

    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Francisco, me declaro admiradora del refranero popular. Un abrazo

      Eliminar
  8. Olé, olé y olé María. Me encanta, es brutal. No lo considero venganza, lo considero aprender a vivir las experiencias que "otros" tienes y además de la forma más sincera. Me quito el sombrero. Impresionante, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana Lía! Pero tenemos que reconocer que algo de venganza tiene, aunque ésta no siempre tiene que ser algo malo. Como bien dices, es una experiencia y de ellas siempre se aprende y crece. Un besazo y me alegra un montón que te haya gustado

      Eliminar
    2. Escribí hace tiempo un relato de venganza. Te dejo el enlace por si te apetece leerlo, se llama "¡La puta lista!"
      http://cuentosnsk.blogspot.mx/2014/11/la-puta-lista.html

      Eliminar
    3. Para allá que voy! Ya te contaré

      Eliminar
  9. A ver, donde las dan..Muy buen relato,´María..Escribes genial, no tengo tiempo pero una vez empezado tenía que acabar.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé a qué te refieres, yo también voy rascándole segundos al día. Contenta de que haya merecido la pena. Un beso y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  10. Me ha gustado María, muy bien escrito. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  11. Excelente relato,Maria, crudo y directo. Una voluntaria venganza entre sábanas para que pruebe de su propia medicina. Besos y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, esa medicina no cura, pero abre los ojos al dolor ajeno jajaja
      Un abrazo Alonso.

      Eliminar
  12. Una gran venganza. Muy buenas narración, en la que se palpa el odio, o al menos el rencor.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo! Me alegra que te haya gustado.
      Odio, rencor, despecho... todas son válidas con este reato. Un abrazo

      Eliminar
  13. Muy buen relato, resuelto excelentemente.
    Tiene su punto de humor negrísimo que me da en la vena del gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jhon! A veces hay que sacar ese lado oscuro y que mejor forma que con un toque de humor. Un abrazo amigo

      Eliminar